Multiracismo, hemos escuchado esa palabra a lo largo del tiempo pero cada vez se hace más frecuente, tenemos una vaga idea de lo que sígnifica esta palabra que hoy en día se hace tendencia, no solo por los hechos ocurridos en Estados Unidos o por la cantidad de ocasiones en que las personas consideradas “diferentes” (no sólo la raza negra sufre de abusos), también migrantes latinos, extranjeros, indígenas, pero especialmente las mujeres, han sido blanco de innumerables abusos de toda clase.

¿Pero qué es el Multiracismo? Básicamente su palabra lo define; que comprende varias razas. Con esto no quiero polemizar, criticar o juzgar a ninguna persona; sólo quiero concientizar e informar a aquellas  que quizás desconozcan algunas cosas como que somos multiraciales. Te estarás preguntando, ¿qué significa que somos multiraciales?

multiracial

Según estudios científicos elaborados a través de los años han demostrado que las categorías raciales reconocidas por la sociedad no reflejan su verdadero plano genético. Cuanto más de cerca examinan los investigadores el genoma humano -el material genético incluido en casi todas las células del cuerpo- más certeza tenemos que las etiquetas habituales utilizadas para distinguir a las personas por su raza tienen muy poco o ningún significado biológico. Los investigadores afirman que aunque pueda parecer fácil decir a simple vista si una persona es caucásica, africana o asiática, la facilidad desaparece cuando se comprueban características internas y se rastrea el genoma del ADN en busca de signos relacionados con la raza.

ORIGEN EUROPEO

El resultado es, dicen los científicos, que la especie es tan joven desde el punto de vista evolutivo, y sus patrones migratorios son tan amplios, permanentes y complicados, que sólo se ha tenido oportunidad de dividir en grupos biológicos separados o razas en los aspectos superficiales. “La raza es un concepto social, no científico”, afirmó J. Craig Venter, director de Celera Genomics Corporation en Rockville, Maryland.

“Todos evolucionamos en los últimos 100.000 años a partir del mismo grupo reducido de tribus que emigraron desde África y colonizaron el mundo”. Texto tomado de El País,”LA GENETICA DECALIFICA EL CONCEPTO DE RAZAS”

Leyendo este artículo tengo más claro que estamos tan enlazados, que nuestro código genético está tan mezclado que prácticamente es imposible incluirnos en algún grupo racial en específico. Se puede utilizar esa frase de cajón que va perfecta, “Somos hijos del mundo y hermanos todos”. Inequívocamente así me siento ¡y me gusta!  Según los estudios de Cavalli-Sforza (genetista y biológo Italiano, catedrático de la universidad de Stanford), “…tanto africanos como asiáticos contribuyeron a la colonización de Europa, que comenzó hace unos 40.000 años. Parece muy razonable suponer que ambos continentes cercanos a Europa contribuyeron a su asentamiento, incluso si fué tal vez en diferentes momentos y tal vez en varias ocasiones. Es tranquilizador que el análisis de otros marcadores también arroje consistentemente los mismos resultados en este caso. Además, un modelo evolutivo específico probado, es decir, que Europa está formada por contribuciones de Asia y África, estima que las migraciones que supuestamente han poblado Europa se produjeron en una fecha temprana (hace 30.000 años), con contribuciones globales de Asia y África estimadas alrededor de dos tercios y un tercio, respectivamente”

multiracial

Leyendo todos estos estudios tengo ahora muchas más razones para comprender, para sentir más empatía con otras personas diferentes a  mi color de piel, a mis prefencias por tipos de comida, de religión, creencias, gustos musicales, estílos de vestir, costumbres e idiomas. Esas diferencias enriquecen nuestra vida, enriquecen nuestros conocimientos, hacen que nuestra existencia sea más interesante, menos aburrida y monótona. A título personal adoro viajar, probar comidas típicas de cada regíon, descubrir la fisionomía de sus rostros, aprender de su forma de vida, enriquecerme de sus idiomas. Poder conectar con otra persona es lo más fascinante que existe. En esa conexión me doy cuenta de lo parecidos que somos, de que anhelamos de una manera u otra lo mismo.  Ser parte del mundo, de una sociedad, de una comunidad, de una familia. Todos queremos ser felices, tener amigos, ser respetados por lo que somos y aportamos como personas. ¿No es eso lo que finalmente queremos de esta sociedad? ¿Por qué le quitaría eso a una persona? No me gustaría para nada que me juzgasen por mi color de piel, quiero que vean que soy un ser humano, como cualquier otro.

multiracialNuestro color de piel no nos define como personas, nuestros diferentes gustos no hace que seamos buenas o malas. Me declaro en contra de las etiquetas, nuestra  apariencia no define lo que somos, nuestros actos son los que nos definen. Los núcleos  conformados por hombres y mujeres de diferentes razas definen lo que se denominan familias multiraciales o multiétnicas, según mi modo de ver ni siquiera debería existir tal etiqueta, bastaría con el sustantivo libre de cualquier adjetivo, familia. Deberiamos ser simplemente individuos de una sociedad que se construye a través del amor. Sin embargo pese al avance, pese a que hemos evolucionado y la mujer ha luchado por sus derechos e igualdad, sigue la exclusión racial. Le ha sido díficil encontrar un espacio en los diferentes ámbitos de una sociedad patriarcal, el hecho de pertenecer a otro tipo de cultura y raza en un país extraño o propio, hace que sea aun más difícil encontrarlo. Esto ha hecho que las mujeres sean más fuertes, luchadoras, resilientes, perseverantes, sensibles y empáticas.

Cuando creamos Sandala partimos de esa idea original e inclusiva, la de la mujer luchadora, autosuficiente, que busca incansablemente su lugar, que persevera por mucho que caiga y que cuando se levanta tras un golpe, lo hace siendo más fuerte si cabe. Esa es la esencia de nuestra marca y la que Sandala quiere resaltar en la mujer de hoy en día. La belleza (tanto interior como exterior) de todas las mujeres fuertes e inteligentes que luchan día a día por un sitio en esta sociedad. Así nacío una marca y su grito de guerra. Sandala, viste tu esencia.

Me declaro multiracial, orgullosa hija del mundo y hermana de [email protected]